Olvídate de la piel flácida después de perder peso, te explicamos como paso a paso


Un problema que se presenta después de perder grandes cantidades de peso, es la flacidez de la piel, sobre todo después de pérdida de peso importante, cuando engordamos la piel debe de extenderse para ajustarse al aumento en el tamaño del cuerpo, pero cuando a través de dieta o una operación perdemos la grasa rápidamente, la piel no se reduce necesariamente al mismo ritmo que la grasa, lo cual provoca la piel suelta, es importante aclarar que en muchos casos lo que las personas confunden con piel flácida en lugar son capas de grasa corporal suave, la cual fácilmente se puede confundir con excedentes de piel.

Anuncios



Sigue los siguiente consejos para ayudar a que tu piel recobre su elasticidad:

No fumes, la piel de los fumadores se envejece más rápido, por lo que disminuye su capacidad de recobrar su elasticidad natural.

Toma suplementos alimenticios, hoy en día hay muchísimas opciones en el mercado, como lo pueden ser píldoras, malteadas o alimentos que te pueden ayudar a dar una solución rápida al problema de la piel flácida.

Consume proteínas, aunque no lo creas hay una relación entre tu consumo de proteínas y la apariencia de tu piel, consumir las suficientes proteínas te ayudará reducir las arrugas y sequedad de la piel.

Come frutas y verduras, cuando no comemos la suficiente cantidad de frutas y verduras en nuestra dieta, dejamos de brindarle a nuestro cuerpo una amplia gama de vitaminas y minerales que éste necesita para llevar a cabo todos sus procesos biológicos.
Con tecnología de Blogger.