Escucharon Ruidos Extraño En LA Tumba, Cuando La Abrieron ...



Si no parece obvio, hay que estar realmente seguro que alguien ha fallecido para decidir darle sepultura. A una familia en Honduras este detalle pareció escapárseles. 

Esta historia que, casi parece sacada de un cuento de terror o una leyenda urbana,  seguramente quedará grabada para siempre en la memoria de los moradores de un pequeño pueblo en una remota parte de Honduras para siempre. 

Si no puedes más con la curiosidad, sigue leyendo y no podrás el grave error que cometieron estas personas y lo que casi llegan hacer  de no haberse dado cuenta a tiempo.

Entierran viva a una joven en Honduras.



Como ya dijimos, esta historia tiene lugar en un pueblito muy pequeño y alejado de  Honduras. Y, como se acostumbra en estos lugares,  la joven hondureña  Nelsy Pérez estaba dando a luz en su casa, ya que el hospital más cercano está a cientos de kilómetros. Por desgracia, las cosas no salieron como lo tenía planeado, el parto se complico gravemente y la joven fue dada por muerta por las parteras de la localidad.   Llenos de tristeza su familiares procedieron a darle una cristiana sepultura.


Anuncios



Según cuenta  la prensa local,  a la joven Nelsy Pérez, fue enterrada en el cementerio local. Claro está, todo este procedimiento fue llevado a cabo sin la respectiva y necesaria revisión forense ni embalsamamiento.  Es más, la misma familia fue la encargada de vestir y preparar a esta joven para lo que habría sido su última morada.

Después de unas horas de haber sido enterrada, unas personas iban caminando cerca de la tumba de Nelsy cuando escucharon unos extraños ruidos, que resultaron ser los gritos de esta muchacha. Asustados, estas personas corrieron inmediatamente avisar a la familia de Nelsy. Totalmente confundidos y aterrados, varios personas del pueblo  procedieron abrir la tumba.

Allí encontraron lo que parecía ser un cadáver en un perfecto estado  de conservación, pero en realidad era s una joven desmayada, quizás por la falta de aire y de tanto gritar. Evidentemente, la joven mantenía su mismo color, no despedía olor a putrefacción.  Habiéndose dado cuenta de su error, los familiares de la joven la llevaron finalmente  al hospital.


Parece increíble que actualmente estas cosas sigan pasando. Pero si alguna vez te ves envuelto en estas terribles situaciones, por favor, recurre a un especialista antes de dar a alguien por muerto. 
Con tecnología de Blogger.