Le Dijo A Su Esposa “Si Le Hace Algo A Mi Hija Lo Mato”. Lo Que Sucedió Despues ...



Los perros son nuestro mejores amigos pero que pasa cuando nos dejamos llevar por lo que dice la sociedad de ciertas razas de perros que pueden ser peligrosas y agresivas y tenemos niños en casa. Es muy importante que recordemos que al igual que con los niños los perros serán lo que nosotros les enseñemos a ser, seguro pensaras como puedo hacer tal comparación, pues si es posible.


Anuncios


Las mascotas siempre se convierten en parte de nuestra familia y ellos adoptan las crianzas que les damos y ambos tanto dueños como mascotas se adaptan al estilo de vida que llevamos y el cariño que podemos sentir por estos con el pasar de los años, es incomparable.

La lealtad de los perros no tiene precio

El día de hoy te traemos una historia que te demuestra que no importa la raza de los perros, ellos siempre van a proteger a su familia, por encima de cualquier prejuicio social que pueda existir acerca de ellos.

Esta es la historia de una pareja con dos perros, y una bebé en camino, el esposo estaba preocupado pues uno de sus dos perros era un Pitt Bull con cruce de labrador, llamado Zack, esta raza que ha sido tildada de asesina y todos esos horribles prejuicios que se le dan a un animal cuando el amo es el que falla a la hora de criarlo.

El hombre asegura que al principio el perro de su esposa lo odiaba, y le dijo a esta que si había problemas con la bebe o la llegaba a asustar, el perro se iría.

El primer día que trajeron a la  bebé, a la casa, los dos perros no paraban de olerla, el hombre sintió temor porque Zack no dejaba de lamer a la niña, así que tuvo que apartarlo, pero unos días después el hombre noto que el perro se había convertido en el protector de su hija, y que cuando la bebé, se recostaba en su manta en el suelo, la pata de Zack siempre estaba sobre la manta.

El hombre asegura que Zack adoro y amo a su hija enormemente, y que al ir creciendo la pequeña, el perro la acompañaba a la cama y dormía con ella, Zack siempre sabia cuando era la hora de dormir y esperaba a la pequeña al pie de las escaleras, para guiarla a la cama.

Pero como siempre los prejuicios sobre esta raza son tan arraigados y la gente es tan miedosa, Zack fue envenenado por alguien del vecindario, ese día fue el más triste para la familia, pues la pequeña estaba destrozada, mientras le decía su último adiós a su gran amigo.

Esa misma noche a las 8, cuando fue la hora de dormir la pequeña se dirigió al pie de las escaleras, en ese momento fue la sensación más horrible que la niña puedo sentir pues durante 5 años Zack la había acompañado y esperado para ir a la cama y el ya no estaba, la pequeña miro a sus padres, con horror pánico y una enorme tristeza.


Y en ese preciso momento Sam, el otro perro de la pareja, quien también quería a la niña pero no era tan apegado como Zack, se dirigió hacia la pequeña y con su cabeza rozo el pie de la niña poniéndolo en la escalera y la miro, después de eso ambos se dirigieron a la cama, con la pequeña sujetándose fuertemente del cuello de Sam.

Durante los seis años que vivió Sam, esperaba a la pequeña todas las noches al pie de la escalera para llevarla a la cama. Simplemente hermoso.

Comparte esta historia si estás de acuerdo con que los perros son como los criamos y que no hay malos perros o razas de estos, sino malos dueños.

Déjanos tus comentarios.
Con tecnología de Blogger.