Ella Bajo 40 Kilos Y Su Esposo La Abandono Por ESTA Razón

Vamos a partir con un principio, cuando tienes pareja sobre todo si estás casado con alguien, debes apoyar y aceptar todas sus decisiones de vida así esté equivocada y no estés de acuerdo, deben buscar en todo momento el punto medio, sin embargo, cuando es una meta personal sólo debes aplaudir y ayudar a tu media naranja a lograr su objetivo, además de aceptarla tal cual como es.

Pero, cuando ese objetivo se trata de tener un cuerpo no sólo estéticamente perfecto sino que también a nivel de organismo un poco más saludable entonces hablamos que el apoyo debe ser aún mucho mayor, es más si es posible realizar esos cambios por la buena salud juntos.

Sin embargo, no todas las personas piensan de la misma manera, y tal fue el caso de un hombre que abandonó a su esposa porque no aceptaba la decisión de ella de cambiar saludablemente su cuerpo y lograr en pocos meses bajar los 40 kilos extras que tenía en su cuerpo.

Anuncios


Ganó Salud y Perdió Familia



La protagonista de la historia es Angela Crickmore, quien después de nueve años de feliz matrimonio, fue abandonada por su esposo justo cuando ella perdió más de 40 kilos en tan sólo 8 meses.

La hermosa mujer, de 36 años de edad y bloguera, pasó de tener 82 kilos a los 47 kilos en ocho meses de buena alimentación y rutinas de ejercicios;  situación que la dejó sin esposo e hijo que no aceptaron su nuevo estilo de vida. Angela a través de sus redes sociales (con más de 50 mil seguidores) siempre expresa que antes era una madre con sobrepeso, sin embargo hoy en día presume de su escultural figura en todas sus publicaciones en las distintas cuentas de redes sociales.

La mujer de origen brasileño y quien ahora reside en Reino Unido aseguró en una entrevista que su familia decidió un día abandonarla, ella recuerda que un día se enfrentó a ellos y les dijo que debían cocinarse ellos mismo lo que quisieran comer, motivo por el cual su marido se molestó y le aseguró que le parecía mucho más atractiva cuando ella era “más redondita”.

A través de sus redes sociales Angela afirma que ella estaba acomplejada con su cuerpo, por eso quería un cambio, no obstante recalca siempre que todos debemos sentirnos bien tal cual como somos y aceptarnos siempre.

“Es bueno no ser perfecto, es bueno tener abdominales, es bueno tener estrías o celulitis, es bueno no tener las pestañas postizas… Es bueno ser tú misma, simplemente, de la manera que eres, sin dejar que los demás determinen como tienes que ser” expresó Angela en un escrito en sus redes sociales.

Si te sientes identificada con esta historia compártela, lo importante es que entiendas que debes aceptar quien eres y si deseas un cambio rodéate de todo aquel que te apoye de la mejor manera y recuerda hacer las cosas de manera saludable.
Con tecnología de Blogger.