¡Esto puede DESTRUIR TUS DIENTES! Te presentamos los hábitos que ANIQUILAN el esmalte dental. ¡El número 5 te sorprenderá!


Una dentadura saludable siempre resulta agradable a la vista, ya sea en persona o en fotografía. Su salud general debe ser protegida, ya que permiten a la genta hablar con claridad y comer adecuadamente. Sin embargo, existen ciertos hábitos y prácticas que destruyen la dentadura, tales como:


Anuncios


1. Masticar hielo
De acuerdo con especialistas en odontología, este es un hábito que arruina los dientes. Muchas personas piensan que el hielo no es dañino, ya que es solamente agua en su forma sólida. Sin embargo, el romper los sólidos cubos de hielo en la boca puede agrietar o astillar los dientes. Además, masticar hielo puede irritar la pulpa dentro de los dientes, lo que ocasiona dolor crónico.

2. Beber refrescos (soda)
Este es otro dolor de cabeza cuando de salud dental se trata. Las bebidas carbonatadas contienen grandes cantidades de ácidos, como cítrico, fosfórico, málico y tarárico, que pueden destruir los minerales del esmalte dental. Esto quiere decir que no sólo debemos de cuidarnos de los refrescos de sabor dulce, sino también de aquellos con sabor cítrico. De hecho, un estudio reciente señala que las bebidas claras (como las de sabor lima-limón) disuelven el esmalte dental de dos a cinco veces más rápido que los refrescos de cola, ya que la combinación de ácidos y cítricos incrementa el efecto corrosivo.

3. Jugos de frutas cítricas
Aunque se recomienda beber jugos de frutas altas en vitamina C para proteger al organismo de diversas infecciones y enfermedades, ahora se sabe que “exprimen” y desaparecen el esmalte de los dientes. Como ejemplo citan que el jugo de limón posee altas cantidades de ácidos que elevan el riesgo de erosionar los dientes, una de las causas principales de caries y pérdida de piezas dentales. Estos ácidos remueven la delgada capa protectora del esmalte, dejando la dentina expuesta, lo que ocasiona deterioro y sensibilidad dental, además de irritar las encías.

4. Gomitas de dulce
Los dulces masticables y pegajosos, son dañinos para la dentadura, su consistencia viscosa y pegadiza provoca que pequeñas porciones se queden adheridas en las minúsculas grietas entre los dientes y aún en las mismas piezas dentales. Como alternativa, se recomienda lavarse muy bien los dientes y usar hilo dental tras el consumo de estas golosinas.

5. Lavarse los dientes inmediatamente después de comer
Aunque la mayoría de las personas creen que esta práctica es muy saludable, lo cierto es que lavar los dientes inmediatamente después de comer es un factor que daña el esmalte. La causa de esto es que la fricción del cepillo y la crema dental, el esmalte se encuentra debilitado por el entorno ácido con el que queda la boca después de cada comida.
¿La solución? Los expertos recomiendan esperar de 30 a 60 minutos después de comer para cepillarse los dientes, tiempo en el que la acidez ya se ha neutralizado.


Anuncios



Lo ideal es eliminar estos hábitos que resultan dañinos para el esmalte dental, y controlar el efecto dañino de aquellos que no pueden desecharse por completo. Si el daño en los dientes ya es muy avanzado y el dolor es intenso, se recomienda consultar con un odontólogo.

¿Qué opinas de este artículo? Si te pareció divertido e interesante cuéntanos tu opinión y también compártelo con amigos y familiares mediante Facebook.
Con tecnología de Blogger.