¡Guácala! Cuando sepas qué usan para fabricar su cerveza, no querrás decir "¡Salud!"


La bebida favorita de Homero Simpson (y de la mayoría de las personas) acaba de recibir una innovación que tal vez no sea muy bien recibida por todos.
Siguiendo el ejemplo de una fábrica de cerveza en Oregon que utiliza la levadura cosechada de la barba de un hombre, una empresa australiana está lanzando su propio brebaje bizarro hecho usando… ¡la pelusa del ombligo de los empleados!

Anuncios


La firma 7 Cent Brewery, en Gisborne Sur, Victoria, tiene todo listo para revelar su inigualable cerveza en el festival de la cerveza 2016 Gran Australasian SpecTAPular (GABS) que se efectuará en junio próximo.


“Estamos muy interesados en ver si la idea de beber algo que se originó en el ombligo de un fabricante de cerveza es demasiado, incluso para el friki de la cerveza más endurecido,” puede leerse en el blog de la compañía. “Algunos dirán ¿por qué? Nosotros ¿decimos por qué no?”
Para aislar la cepa de levadura, los fundadores de la empresa Doug Bremner, Brendan Baker y Matthew Boustead, han escarbado sus propios ombligos y recopliado las muestras recogidas sobre placas de agar (para cultivo de microorganismos).

Anuncios


Tras permitir que las placas incubaran encontraron “todo tipo de cosas interesantes en crecimiento, incluyendo lo que parecía ser colonias de levadura.”
Bremner explicó que las cepas de levadura se pusieron a prueba para asegurarse de que eran estériles. Así que la cerveza puede sonar desagradable, pero es completamente segura para el consumo.


¿Y de sabor, qué tal está? Cualquiera podría esperar que sea salado, pero sorprendentemente, Bremner afirma que “posee cualidades de la cerveza belga con sus características clave como el sabor picante y de clavo de olor.
Tal vez con el objetivo de lograr que el consumidor olvide un poco de donde proviene esta “cheve”, sus creadores le añadieron a la levadura semillas de cilantro y cáscara de naranja. Mientras que al cuerpo le agregaron cebada, trigo, avena y centeno.
Bemmer, Baker y Boustead, quienes eran amigos antes de iniciar la empresa, ya han intentado antes sabores especiales para sus cervezas, y crearon una hecha con almejas negras, que tenía un sabor salado. Ahora aseguran que si su cerveza hecha de pelusa de ombligo tiene éxito en el festival, la lanzarán a través de todos los bares de Melbourne (Australia).


Estos aspirantes a barones de la cerveza afirman que “una vez que uno se acostumbra a la idea de que la levadura es levadura, sin importar dónde se obtiene, entonces uno puede simplemente sentarse y disfrutar de la cerveza ... en teoría”.

¿Qué te parece esta creación? ¿Te atreverías a probarla? Si es así… ¡salud!
Con tecnología de Blogger.