Increíble, esta nueva enfermedad te impide dormir... ¡hasta que te mata por falta de sueño!


En fechas recientes se han documentado más ampliamente las terribles consecuencias que el insomnio tiene en la salud y ha podido comprobarse que la falta de sueño deteriora la calidad de vida de quienes padecen esta condición.
Pues aunque cueste trabajo creerlo, existe algo aún más peligros y mortífero; una extraña enfermedad que impide dormir y mantiene a quien la padece en un estado de constante agotamiento, hasta que el organismo finalmente se da por vencido… y llega la muerte.

Anuncios


Este peligroso asesino recibe el nombre insomnio familiar fatal (IFF) y es un padecimiento tan extraño que está documentado que menos de uno de cada 10 millones de personas lo tienen. Y aunque es poco común quienes tienen que vivir con esta condición sufren de una extrema e interminable agonía. Lo más preocupante es que hasta el momento no existe cura contra este mal.


El IFF, una enfermedad hereditaria, se origina debido a una proteína mutada (prión) denominada PrPSc, que sólo se ha encontrado en 40 familias en todo el mundo, que afecta a alrededor de 100 personas. Esta proteína ocasiona una degeneración cerebral que genera insomnio, además de otra serie de síntomas, como pérdida de memoria y dificultad para moverse.

Anuncios


Los primeros signos de la enfermedad son sólo los síntomas básicos de insomnio, que suelen aparecer acompañados de paranoia, fobias y súbitos ataques de pánico.



Sin embargo, en pocos meses (aproximadamente cuatro) el paciente comienza a sufrir alucinaciones que llevan a la mayoría de las personas a realizar acciones que están “soñando”, aunque no estén realmente dormidos. Más bien se encuentran en un estado de semi inconsciencia.
Posteriormente, conforme la enfermedad avanza, las víctimas pierden por completo la capacidad de dormir, lo que llega acompañado con una acelerada y dramática pérdida de peso.
Pero eso no es todo, en aproximadamente medio año, quienes padecen IFF, comienzan a desarrollar demencia y entran en un estado similar al sueño en el que muchas veces no reaccionan ante estímulos externos hasta que finalmente fallecen a causa de agotamiento.


Los especialistas señalan que luego de la aparición de estos síntomas, el promedio de vida de un paciente es de sólo 18 meses.
Pese a que hoy en día no existe cura para el insomnio familiar fatal, los científicos esperan encontrar pronto algún remedio que funcione, ya que la mayoría de quienes padecen esta enfermedad donan sus cerebros a la ciencia para que puedan investigar más a fondo las causas y hallar así soluciones.
Mientras eso sucede, los pacientes de IFF llegan a extremos insólitos con tal de conciliar el sueño, como terapia electroconvulsiva o tanque de privación sensorial, en los que el sujeto queda aislado de todo tipo de estímulos, con sus sentidos de la vista, oído y olfato bloqueados para buscar la relajación.
Con tecnología de Blogger.