¡Que lo contrate Infonavit! Estudiante crea INCREÍBLE casa y resuelve para siempre sus problemas de vivienda

Como todos sabemos, la vivienda es una de los conceptos más costosos de cualquier presupuesto, ya sea individual o familiar. Pagar una casa no es nada sencillo, e incluso la renta de un hogar o de un departamento representan un fuerte gasto mensual que afecta directamente al bolsillo.

Anuncios


Con esto en mente, y agregando los elevados costos que implica la educación universitaria en Estados Unidos, que provocan que la mayoría de los estudiantes se gradúen con cuantiosas deudas, el estudiante Joel Weber dio con una alternativa para ahorrarse los $800 dólares mensuales (promedio) de renta que cobran las residencias estudiantiles.


Con una inversión de $20 mil dólares, el alumno de la Universidad de Texas construyó una pequeña casa rodante que, gracias al bajo costo de la hipoteca y de los servicios públicos, le permitirá ahorrar más de $19 mil dólares, según los cálculos de un conocido periódico… ¡y se graduará libre toda deuda!

Anuncios


Para diseñar los planos de su “residencia” de 13 metros cuadrados, cuya construcción le tomó un año, Weber echo mano de los conocimientos que adquirió en la universidad. Y se las ingenió para que en este reducido espacio tuvieran cabida las comodidades básicas de una vivienda.

La minicasita, que aprovecha mejor el espacio que muchas del Infonavit (la institución mexicana para la vivienda de los trabajadores), cuenta con una cama para Weber, otra para algún posible invitado, área de lectura, un banco que se convierte en catre, un diván, una mesita de café, un escritorio y una pequeña despensa. La cocina cuenta con una estufa y horno (que funcionan con gas propano), un mini refrigerador y una pileta de acero inoxidable.


A este acogedor hogar sólo le falta el inodoro, y aunque el plan de Weber es instalarlo a la brevedad, por el momento “cuando la naturaleza llama” usa el sanitario de una casa de huéspedes ubicada en la propiedad donde estacionó su residencia rodante, en Dallas.

Como desea convertir su casa en autosustentable y amigable con el medio ambiente, el estudiante adelantó que planea agregarle próximamente paneles solares y un recolector de agua de lluvia.
“Siempre me fascinó la idea de vivir en un espacio pequeño. Amaba las casas en los árboles cuando era pequeño. Creo que ese amor nunca se fue”, aseguró Weber durante una entrevista reciente.


Antes de empezar su carrera universitaria, el joven vivió en América Central y fue esa experiencia la fuente de inspiración para esta idea. Allí vio que las personas vivían en hogares pequeños y sencillos, donde el énfasis estaba puesto en la comunidad. Decidió que quería algo así para él. Cuando un amigo de su familia le ofreció un espacio en su propiedad, pudo hacer su sueño realidad.

Weber explicó que para reunir los $20 mil dólares que le costó la construcción echó mano de sus ahorros, además de que aceptó donaciones de materiales que le hicieron amigos y familiares.
¿Qué te parece? Te acostumbrarías a vivir en una casa de estas dimensiones? Cuéntanos tu opinión y, si este artículo te gustó, compártelo en Facebook.

Con tecnología de Blogger.